Ramírez prendió la chispa en Chicago

Alexei Ramírez durante los entrenamientos de primavera con los Medias Blancas de Chicago. (Photo by Jamie Squire/Getty Images)

Por Billy Russo
Especial para ESPNDeportes.com

Cuando los Medias Blancas de Chicago tomaron la decisión de ubicar a Alexei Ramírez como segundo bate lo hicieron pensando en darle una reacción a la ofensiva del equipo, buscando a alguien que ayudara a encender la chispa en la parte alta de la alineación.

Sin ser el típico segundo hombre del line up, posición en la que además no se siente del todo cómo ni familiarizado, el cubano ha respondido con creces a la necesidad que presentó la novena, luego de que Jeff Keppinger no pudiera cumplir con esa función.

Para el manager de los moradores del Lado Sur, Robin Ventura, ha sido una sorpresa la contribución de Ramírez en esa función, aun cuando al colocarlo en ese lugar del line up pues esperaba encontrar esa estabilidad que buscaba en la alineación.

“Cuando uno hace ese tipo de cambios en el line up lo hace pensando en crear una reacción en el equipo, sin esperar cifras específicas. Por fortuna ese movimiento nos salió bien, porque Alexei ha estado bateando mucho y ha fortalecido nuestro parte alta, con Alejandro (De Aza) y Alex Ríos”, dijo Ventura.

Desde que el nombre de Ramírez ha sido escrito en el segundo puesto del orden al bate de los Medias Blancas, el equipo registra récord de diez victorias y seis derrotas, coincidiendo eso con el mejor momento por el que la novena de Chicago ha atravesado.

El aporte del campocorto en ese lugar de la alineación, desde el 11 de mayo, cuando fue colocado ahí de forma fija, ha sido de .323 promedio al bate, con cuatro dobles, cinco impulsadas, cuatro robos de base, porcentaje de embasado de .371.

Ramírez dio algunas indicaciones del beneficio que le ha traído el batear de segundo y por lo cuál se ha adaptado positivamente a ese orden ofensivo.

“Estar de segundo me ha traído muchos beneficios, porque teniendo a Ríos detrás de mí los pitchers me pitchean más, porque no es lo mismo pitchearme a mí que pitchearle a Ríos o a Adam Dunn o (Paul) Konerko. Eso hace que tengas mejores oportunidades de buscar un buen pitcheo y de conectar bien la bola”, dijo Alexei, quien agregó: “De segundo bate hay muchos sacrificios, porque hay que tocar la bola, hay jugadas de bateo corrido, uno siempre tiene que estar en base para que los impulsadores te empujen. Pero mi forma de batear ha sido la misma, no he cambiado nada”.

Lo que ha hecho Ramírez desde el momento que fue ubicado en el segundo puesto del line up le ha permitido subir sus números ofensivos, que en este momento son de .279 de average, con diez dobles, un jonrón, diez carreras remolcadas y 20 anotadas.

El manager del equipo señaló otros aspectos en los que también se ha visto la influencia de Ramírez, tras su cambio en el orden al bate.

“Se ha estado embasando mucho y la he aportado más velocidad al tope de la alineación lo que le pone más presión a los otros pitchers y nos permite hacer más jugadas, crear más carreras. Eso también ayuda a Alex (Ríos), porque cuando Alexei está en las bases tratan de utilizar menos pitcheos quebrados para evitar que se robe algunas almohadillas”, expresó Ventura.

La velocidad ha sido uno de los aspectos que más ha desarrollado y exhibido en esta campaña el cubano, junto al utilizar más todo el campo, especialmente bateando más hacia la banda contraria, siguiendo consejos de Albert Pujols, Harold Baines y el coach de bateo del equipo, Jeff Manto.

Esas, quizás, han sido las novedades más grandes que ha presentado en su juego el cubano este año, para el cual prometió venir con algunas sorpresas, tras un 2012 de baja producción y contribución al equipo, al promediar tan solo .265, con nueve jonrones y 73 carreras remolcadas.

“Siempre ha estado ahí — la velocidad — solo que no la había explotado al cien por ciento como lo he estado haciendo este año. Estoy loco por seguir corriendo, porque creo que si yo estoy en base hay más posibilidades de producir carreras”, dijo Ramírez, quien es el líder en robo del equipo, con ocho, empatado con Ríos. “A veces he llegado de primera a home. A medida que estoy en base los a outfielders se echan más atrás porque va a batear Ríos o Adam Dunn y me dan esa posibilidad de seguir corriendo y hasta ahora lo he hecho bien”.

El aporte global, con su buena y oportuna ofensiva, así como con la velocidad mostrada Alexei se ha convertido en un catalizador dentro de los Medias Blancas, por lo que incluso él se considera una de las bujías.

“Sí, pienso que sí soy como una bujía, pero esto es trabajo de un colectivo y mi granito de arena es estar en base”, dijo Ramírez, quien no cree que haya sido coincidencia la reacción ofensiva de los Medias Blancas con su subida a la parte alta de la alineación. “Creo que es cuestión de un buen momento. Creo también que la dirección tomó medida en eso, de pasarme al segundo bate y bueno las cosas han salido bien, pero ha sido cuestión del equipo, porque somos nueve los que jugamos”.

Ventura sí señala que en la buena racha de los Medias Blancas, que han ganado nueve de los últimos 13 juegos, se debe a lo que ha brindado el cubano desde su puesto en la alineación.

“Tengo que decir que sí, porque él ha hecho que pasen muchas cosas que Kepi (Jeff Keppinger) no pudo hacer y eso nos ha ayudado mucho”, aseguró Ventura.

Related posts

Deja un comentario