Recuerdan el primer juego oficial en Cuba

Foto histórica del Estadio Palmar de Junco

Matanzas, 27 dic – Matanzas venció hoy aquí 5-0 a Mayabeque en partido correspondiente a la 52 Serie Nacional de Béisbol, que sirvió para rememorar los 138 años del primer juego oficial de ese deporte en Cuba.

La sede del desafío fue el estadio Palmar de Junco de esta ciudad, a 100 kilómetros al este de La Habana, en cuyo terreno el 27 de diciembre de 1874 se efectuó el desafío entre las novenas del Habana Baseball Club y los anfitriones.

Los rojos definieron el partido en la misma primera entrada, al marcar en tres ocasiones cuando Ariel Sánchez conectó hit al centro y llegó al plato tras un biangular impulsor de Yurisbel Gracial.

La fiesta continuó ante el abridor Ariel Miranda al recibir José Miguel Fernández base intencional, Anibal Medina ligó un imparable por el cuadro y, con la casa llena, Yasiel Santoya fletó dos más con sencillo al campo derecho.

Mientras, el abridor de los llamados Cocodrilos, Roid Hernández, sumaba ceros en la pizarra pero en el séptimo capítulo el mentor, Víctor Mesa, lo sustituyó por Maikel Martínez, quien completó la lechada.

El conjunto de casa marcó las de la puntilla en la parte baja del octavo por un cuadrangular de Fernández, seguido de una base a Santoya, robo y doblete de Lázaro Herrera.

Presenciaron el encuentro el vicepresidente cubano Esteban Lazo, las principales autoridades de la occidental provincia de Matanzas, Higinio Vélez, presidente de la federación nacional de béisbol, y glorias deportivas del territorio matancero.

Hace 138 años los visitantes salieron airosos ante los locales en aquella histórica jornada concluida 51 corridas (carreras) a nueve, acorde con las reseñas de la época.

En sencilla ceremonia, antes de iniciar el tope, Higinio Vélez, director de Béisbol en Cuba, premió a los historiadores Alfredo Santana, Reynaldo González Villalonga y Olga Lidia González, quienes aportaron, durante años de intenso trabajo, elementos que conforman la historia del emblemático terreno de pelota.

El remozado estadio Palmar de Junco, Monumento Nacional, acoge un proyecto de desarrollo local que vincula a la comunidad y al turismo de ciudad, garantía para la continuidad y el desarrollo de la institución.

Un juego aquí es una gran emoción para el pueblo, no importa que sea un estadio pequeño, comentó a la AIN Jorge Luis “Tati” Valdés, uno de los más renombrados pitchers cubanos, quien recordó que fue en el Palmar de Junco donde jugó pelota desde los 12 años de edad.

Siempre que acudo a este lugar, me trae numerosos recuerdos -agregó “Tati”- y contó sobre un aficionado que, años atrás, emitía silbidos parecidos a un sinsonte, capaces de escucharse en todo el terreno; pero nadie sabía quién era el autor de aquel canto misterioso.

Lázaro Junco, a quien la afición denominó “Papá jonrón”, compartió con numerosos aficionados y confesó su cariño por la instalación donde se jugó al béisbol por primera vez de manera oficial con uniforme, árbitros, reglas y anotaciones, y en la cual él conectó también sus primeros cuadrangulares.


Related posts

Deja un comentario