Header Banner

Y siguen llegando…los cubanos

Cuban slugger Jose Abreu, poses for photos at U.S. Cellular Field on Tuesday October 29, 2013. (Antonio Perez, Chicago Tribune)

Indetenible continúa el goteo de peloteros cubanos en busca de probar suerte en las Grandes Ligas.

Las medidas cosméticas adoptadas por la dirigencia deportiva de la isla no han podido detener el flujo cada vez mayor de jugadores que poco a poco van reclamando el lugar histórico que le perteneció a Cuba hasta 1959.

En la temporada del 2013 jugaron en los diferentes equipos de las Mayores 21 peloteros nacidos en la isla y casi todos tuvieron papeles protagónicos en sus respectivas franquicias.

Para el 2014 la cifra subirá desde ya, con la llegada del toletero José Dariel Abreu a los Medias Blancas de Chicago y Alexander Guerrero a los Dodgers de Los Ángeles .

Pero el número podría ser aún mayor, pues ya están fuera de Cuba, tras sendos intentos fallidos de salida, el campocorto Erisbel Arruebarruena y el lanzador Raicel Iglesias.

Arruebarruena, apodado “El Grillo”, fue el titular de su posición en la selección cubana que participó en el Clásico Mundial de Béisbol de este año. Iglesias también estuvo en el Clásico en funciones de cerrador.

Ambos cumplen los requisitos que les permitiría firmar grandes contratos sin restricciones con equipos de Grandes Ligas, pues los dos tienen más de 23 años y jugaron más de cinco campañas en la isla.

Arruebarruena fue compañero de Yasiel Puig y del recién firmado por los Medias Blancas, Abreu, en el equipo de Cienfuegos y es considerado un mago en la defensa del campocorto.

Con más de seis pies de estatura y largas extremidades, tiene un amplio alcance y un brazo poderosísimo, que le permite incluso tirar de rodillas desde el hueco entre tercera y short hacia primera base.

Ofensivamente no es Guerrero, recientemente contratado por los Dodgers, que calificaba entre los rompecercas de la isla.

Sin embargo, se le considera mucho mejor bateador que José Iglesias, quien fue una agradable sorpresa en el 2013, pero que muchos creen no volverá a repetirse, ofensivamente hablando.

Por su parte, Iglesias es un lanzador derecho de 5,11 de estatura y 165 libras de peso, capaz de lanzar la pelota, según reportes de los cazatalentos, hasta a 95 millas por hora, que mezcla con envíos rompientes de entre 76 y 81 mph.

Ex jugador del equipo Isla de la Juventud, el diestro que fue utilizado como relevista principalmente en su corta carrera en Cuba, sabe cómo esconder la pelota con sus movimientos de lanzar y generalmente suelta la bola a tres cuartos del hombro.

A juzgar por sus números en las dos últimas campañas nacionales, ha mejorado mucho una tendencia al descontrol que lo llevó a regalar más pasaportes que ponches en el 2012 (54 BB por 53 K) en el 2012. Ya en el 2013 abanicó a 74 bateadores y cedió 30 boletos.

Arruebarruena estaría presumiblemente en República Dominicana e Iglesias en México, a la espera de la documentación para declararse agentes libres y poder comenzar a negociar contratos con equipos de Grandes Ligas, que les permita estar listos para cuando abran los campos de entrenamientos de primavera.

Publicado en ESPN Blogs por Jorge Morejon.

Related posts

Deja un comentario