Yandy Díaz disfruta la espectacular racha de los Indios

Yandy Díaz no sabe cuándo los Indios de Cleveland volverán a perder. Ciertamente, ésa es la pregunta de muchos ahora mismo. El cubano de 26 años se ha ganado un rol en un equipo que ha ganado 21 juegos sin conocer la derrota.

La franquicia de Cleveland está escribiendo una de las historias más increíbles del 2017. La Tribu acaba de poner un récord de victorias consecutivas en la Liga Americana, rompiendo la añeja marca de 20 triunfos de los Atléticos de Oakland en el 2002.

“Lo de volver a perder nada más lo sabe Dios, porque nosotros todavía no tenemos en mente perder”, dijo Díaz.

El novato que debutó en Grandes Ligas esta misma temporada ha tenido que convivir con altibajos de rendimiento, lesiones y viajes a las menores. Tras ganarse un lugar en el roster de 25 desde los entrenamientos de primavera, Díaz fue asignado el 21 de abril a Columbus, sucursal de Triple-A.

“Me mantuve positivo, porque en mi mente siempre tengo que jugar béisbol donde quiera que esté”, expresó el cubano.

El 8 de mayo, Díaz retornó a Las Mayores y luego de atravesar algunos problemas con su defensa en los jardines, la gerencia de Cleveland volvió a bajarlo el 16 de ese mismo mes. No decayó su confianza y en 85 juegos en Triple-A, donde bateó .350, lo que le valió la corona de bateo en la Liga Internacional.

“Me falta mejorar en algunos detalles con la defensa todavía, pero poco a poco lo voy logrando”, comentó.

Ya en el 2016, el versátil jugador estuvo a punto de hacerse con el campeonato de bateo en Triple-A, con .325 de promedio ofensivo, a dos puntos del venezolano Hernán Iribarren.

Díaz ha dado pruebas contundentes de superar año tras año el nivel en las menores.

Entre junio y julio, estuvo en la lista de lesionados. Sin embargo, no se amilanó. Los Indios llamaron de vuelta a Díaz el 22 de agosto por tercera ocasión en la temporada. Desde ese momento, se ha establecido en la alineación con autoridad.

Promedia para línea ofensiva de .323/.462./435 desde que volvió a Grandes Ligas. Ante esta metamorfosis, el manager Terry Francona no ha tenido otra alternativa que mantenerlo en la alineación.

“He aprendido bastante, porque todo el mundo sabe que batear es lo más difícil del béisbol”, dijo Díaz. “Pensé que me iba ir mejor este año, aunque no estoy mal. Aún pienso que me podría ir mejor”.

La racha de 21 victorias de Cleveland inició el 24 de agosto ante los Medias Rojas de Boston. Esa misma noche y ante Chris Sale, el cubano Díaz bateó de 4-4, con un boleto. Fue la primera gran noche de Díaz desde que llegara a las Mayores.

“Por mi parte no he tenido mucha presión desde que comenzó la racha”, aclaró Díaz. “Cuando una sale con mente positiva, todo lo negativo se queda atrás”.

Los Gigantes de Nueva York de 1916 aún poseen el record de más victorias consecutivas para una temporada con 26 (aunque con un empate en ese trecho). Cleveland necesitaría de seis victorias más para quebrar esa impensable marca. En aquel conjunto se encontraban dos cubanos: Emilio Palmero y José Rodríguez.

Más de un siglo, después, Yandy Díaz inscribe su nombre en otro equipo enrachado que hace historia cada noche.

“Mis compañeros tampoco creo que tienen presión”, dijo. “La gente está viendo cómo jugamos. Relajados y con mucha confianza”.

Post source : Francys Romero / Especial para LasMayores.com

Related posts

Deja un comentario