Yoan Moncada se perfila como un pilar de los White Sox

Yoan Moncada cumplió apenas 22 años de edad el 27 de mayo, por lo que está demasiado joven para ser considerado el rostro de la franquicia de los White Sox. No obstante, el cubano revolucionó bastante en 231 visitas al plato y 54 juegos por Chicago en el 2017 y marcó la diferencia en la reconstrucción del club.

“Mi confianza es grande porque ahora sé cómo rendir y cómo la gente aquí se comporta”, dijo Moncada. “Simplemente [tengo que] seguir con mi rutina.

“Tengo más experiencia y estoy más enfocado ahora porque sé que voy a terminar la temporada en [Grandes Ligas]. Eso me da más consciencia de lo que tengo que hacer para estar en mejor forma y en mejor posición para los próximos entrenamientos”.

La temporada del 2018 revelará más sobre Moncada que cualquier cosa que haya hecho el joven en su debut con los Medias Blancas, porque estará en el lineup a diario durante una temporada completa. Se espera que el oriundo de Abreus ayude a los Patipálidos de muchas maneras, luego de ser el prospecto clave del canje en el que Chris Sale pasó a Boston hace un año.

Con su combinación de poder y velocidad, Moncada encaja como el segundo bate en el lineup de los Medias Blancas, aunque de seguro los ponches van a ser parte de su juego. Moncada empalmó siete jonrones y tuvo un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .817 en 153 visitas al plato desde ese puesto en el 2017.

Moncada defenderá la segunda base y, junto con el torpedero Tim Anderson, le dará a Chicago un dúo fuerte en el medio del cuadro interior, un atributo clave de cualquier equipo exitoso. Moncada jugó en la tercera base por los Medias Rojas y durante los entrenamientos incluso se habló de trasladarlo al bosque central por su habilidad atlética, pero jugar una sola posición lo ha ayudado mentalmente.

Moncada también tiene una confianza discreta. Es difícil juzgar por su actitud si se ha ido de 20-0 o de 20-10, característica que le permite hacer ajustes dentro y fuera del terreno. Está consciente de que el proceso no siempre rinde resultados de un momento a otro.

Los Medias Blancas han armado un grupo clave de talento joven durante esta reconstrucción y no han terminado. Moncada no está solo, pero el cubano, quien una vez fue considerado el mejor prospecto de Grandes Ligas, sería una pieza fundamental de cualquier éxito que tenga el equipo en un futuro.

“Va a tener algunos tropezones en los próximos años”, dijo el gerente general de los Medias Blancas, Rick Hahn, acerca de Moncada. “Pero basándonos en todo lo que hemos visto desde que llegó, lo seguimos proyectando como un talento especial”.

Post source : Scott Merkin / MLB.com

Related posts

Deja un comentario