Yunel Escobar sin presión para producir

Shortstop Yunel Escobar gives thanks after his second inning home run against the Oakland Athletics. (Photo by J. Meric/Getty Images)

Por Billy Russo
Especial para ESPNDeportes.com

En el momento en el que estaba comenzando a tomar su ritmo ofensivo, Yunel Escobar tuvo una pequeña molestia en su hamstring derecho que lo alejó de la acción por los dos últimos días.

El cubano, quien regresará a la actividad en este fin de semana en la serie entre los Rays de Tampa Bay y los Medias Blancas de Chicago, en el U.S. Cellular Field de Chicago, espera no haber perdido la chispa de ese despertar que estaba teniendo con el bate en los últimos días.

“Ya me siento bien y listo para jugar otra vez. La pierna no me ha molesta”, dijo Escobar, quien agregó: “No creo que estos dos días sin jugar me vayan a afectar mucho, porque durante estas primeras semanas le he estado bien a la bola, solo que en los últimos juegos es que habían comenzado a salir los batazo. Ojalá y eso se mantenga ahorita, porque yo lo quiero es producir y ayudar al equipo a ganar”.

El campocorto, quien fue adquirido por los Rays en el receso de temporada, en un cambio con los Marlins de Miami, que a su vez lo habían adquirido de los Azulejos de Toronto, acumula promedio de .357, con un doble, dos jonrones y cuatro carreras remolcadas en sus últimos siete juegos.

Esa producción le ha ayudado a subir sus números, que antes de ese despertar ofensivo eran de 104, con dos dobles, tres impulsadas. Eso en 14 juegos. Ahora sus registros de global son de .164, con tres tubeyes y siete fletadas.

“Siempre he venido a tirarle a la bola en el home plate. La primera semana no fue una semana buena, pero acumule buenos turnos, en los que bola no salía, pero que le estaba pegando bien”, dijo Escobar, quien completó: “Todo se va mejorando en el transcurso de la carrera, a través de la confianza. Seguir trabajando es el objetivo. Hay quien se cansa, pero hay que seguir trabajando todos los días para mejorar”.

Entre los planes del cubano estaba el comenzar la temporada encendido, para demostrarle desde el inicio a los Rays que su apuesta con él había valido la pena, ya que ellos lo adquirieron con el objetivo de hacer más productiva y eficiente su ofensiva, que durante los dos últimos años ha sido una de las más deficientes en la Liga Americana.

Sin embargo, Escobar, de 30 años de edad, asegura que más allá de haber sido una deseo personal, el no haber iniciado la campaña a todo dar es solo una situación circunstancial, que en nada afecta a lo que él podrá hacer a lo largo del camino que todavía falta por recorrer en este 2013.

“Yo voy a poner todo de mí para que mi equipo esté adelante. No tengo presión, porque sé que las cosas van a estar saliendo poco a poco. No es la primera vez que me pasa, que comienzo mal, pero los números siempre van a estar ahí al final de la temporada”, expresó el cubano quien señaló las diferencias que hay para un pelotero entre el comenzar una temporada con un buen ritmo de bateo y el no poder lograrlo.

“Cuando tu empiezas bien es como que tienes las seguridad de que vas a terminar bien. Hay muchos jugadores que empiezan bien y con el transcurso del tiempo van cayendo y cogen su nivel. Todo está en la preparación, ya que batear es un arte, todo el mundo quiere ser bueno, pero bueno no es todo el mundo”, dijo Escobar.

Related posts

Deja un comentario