Yuniesky Betancourt es un cervecero feliz

A pesar que el rendimiento de Yuniesky Betancourt no ha sido el mejor al comienzo de esta temporada, el campocorto cubano se encuentra feliz en su nuevo equipo, los Ceveceros Milwaukee.

Betancourt llegó a Milwaukee procedente de Kansas City junto a Zack Greinke, en un canje que envió a Lorenzo Cain, Alcides Escobar, Jeremy Jeffress, y el pelotero de Liga Menor, Jake Odorizzi a los Reales en diciembre.

Las transferencias de Greinke a Milwaukee y Escobar a Kansas City fueron las que más atención acapararon entre el público. Sin embargo la adquisición de Betancourt por los Cerveceros también impactó, ya que éste venía de disfrutar de la mejor temporada en su carrera con los Reales en el 2010.

El nativo de Santa Clara conectó 16 jonrones, impulsó 78 carreras, y bateó .259 con Kansas City la campaña pasada. Betancourt estaba confiado que su buen año con los Reales le aseguraba un lugar en el roster del 2011. Pero no fue así. “Me sorprendió porque no sabía que había un cambio en mente. Pero así es el béisbol. Hoy estas aquí y mañana no sabes a dónde te van a mandar”, dijo el campocorto.

“Yo estaba en mi casa y me llamó mi abogado y me dijo que me habían cambiado. Luego la directiva del equipo (Milwaukee) también se comunicó conmigo para contarme acerca del trueque”, explicó el veterano de siete temporadas en las mayores.

Betancourt está contento de ser un miembro de los Cerveceros. Los Reales terminaron el 2010 en el sótano de la División Central de la Liga Americana con marca de 67-95. En cambio, los Cerveceros ganaron 77 juegos en el 2010 y fortalecieron su rotación con la adquisición de Greinke y Shaun Marcum (vino en otro canje con Toronto). El cuerpo de abridores de Milwaukee (Greinke, Marcum, Randy Wolf, Yovani Gallardo, y Chris Narveson) es tan fuerte que muchos consideran que los Cerveceros le arrebatarán el banderín de la División Central de la Liga Nacional a los Rojos.

Betancourt confía que Milwaukee está en mejor posición para llegar a la postemporada que los Reales.

“Uno sale al terreno con más oportunidades de ganar todos los días. Uno se siente más a gusto”.

Get the Flash Player to see this content.

Betancourt está listo para el reto.

“Cincinnati es un equipo que ha jugado bien y que nos ganó juegos en la casa de ellos, pero el equipo de nosotros está fuerte mental y físicamente, y es un equipo de mucho talento. Así que va a estar bien difícil para los Rojos ganar la división”, comentó el pelotero cubano.

La adquisición de Greinke y Betancourt por Escobar, un prospecto con mucho potencial, no fue aceptado unánimemente en Milwaukee. Algunos críticos consideran que Betancourt no es tan buen fildeador como Escobar y que Betancourt, con su guante, le costará juegos a los Cerveceros. Pero Betancourt no le hace caso a sus críticos.

“Yo no leo mucho a la prensa. Como no hablo, leo, ni escribo inglés, entonces no me doy cuenta de los comentarios. Además no le presto atención a lo que dicen porque no los entiendo. Entonces mejor ni intento mirar”, declaró el jugador que comenzó su carrera en la Gran Carpa con Seattle y jugó cuatro temporadas y media con los Marineros.

El comienzo de Betancourt con Milwaukee no ha sido auspicioso. Éste empezó 16 de los primeros 18 juegos de los Cerveceros como torpedero titular, cometió dos errores y bateó .239 con seis remolques y cero jonrones.

Sin embargo, se mantiene positivo.

“El comienzo ha sido lento pero el equipo se siente bien de ánimo”.

Betancourt no duda que su bateo mejorará.

“Ese es el cambio que tengo que hacer. Tengo que empezar a conocer a los pitchers y hacer ajustes. Pero eso viene con el tiempo”, dijo el bateador derecho que espera jugar mejor en el estadio de Milwaukee, que como lo hizo en el estadio de Kansas City. “El parque (de Milwaukee) es cerrado y mucho más pequeño que el de los Reales. Me gusta como se ve la bola, se ve bien”.

A la vez, Betancourt considera que jugar junto a bateadores de la talla de Prince Fielder, Ryan Braun, y Rickie Weeks lo ayudará con su producción a lo largo de la temporada.

“Me siento cómodo y a gusto porque al verlos a ellos, lo bueno se pega. A lo mejor eso me puede ayudar también, verlos a ellos”, dijo.

“Con el bateo he comenzado un poco despacio, aunque he tenido muchos turnos buenos. Le he pegado bien a la bola. Lo que me ha faltado es suerte. Ya eso uno no lo puede controlar. Mi trabajo es continuar dándole bien a la bola y que empiecen a salir los hits. No puedo hacer nada más”, explicó Betancourt, quien ayudó a que los Cerveceros le ganaran dos de tres encuentros a los Filis con una jugada espectacular y bateo oportuno.

En el primer triunfo de Milwaukee en Filadelfia, Betancourt sacó una doblematanza importante en un batazo ante el lanzador Sergio Mitre. El campocorto de los Cerveceros agarró la pelota en el aire para out y tiró a la intermedia para liquidar a un corredor y cerrar el inning. Betancourt además impulsó dos carreras en el encuentro sin conectar imparable.

En la segunda victoria, Betancourt bateó dos indiscutibles en cinco turnos, uno de ellos un doble que resultó en la primera carrera anotada contra Roy Halladay en el partido.

Milwaukee tiene marca de 9-9 y se encuentra a medio juego de la primera posición de su división.

“El equipo sabe que tenemos oportunidad de ganar. En lo que avance la temporada el equipo tomará mejor forma y saldrá mejor”, concluyó Betancourt.

Related posts

Deja un comentario